No. 28 Nuestra maravillosa aventura a Camerún
By Harry Ram | Ultimas Noticias No. 28 November 2011

Mientras formaba una almohada con mi sudadera y me preparaba para dormir unas cuantas horas en el piso de mármol del aeropuerto de Casablanca a las 4:30am, me preguntaba si Tiiu y yo llegaríamos a Camerún. Nuestro vuelo fue demorado 5 horas al salir del aeropuerto Heathrow, no pudimos alcanzar nuestra conexión y pasamos las horas tempranas del domingo por la mañana siendo rempujados por cientos de pasajeros enojados quienes viajaban por Royal Air Maroc y estaban “perdidos en tránsito”. Esto fue solo el comienzo de lo que resultó ser un maravilloso viaje al corazón de Camerún.

Tiiu, la espina dorsal y el primer motor en el corazón de RFS mostró ser elástica y animada. “Nunca he dormido en un piso de aeropuerto”, dijo ella. Dos horas después al ser rudamente despertados por constructores quienes llegaban a continuar las renovaciones a la Terminal 2, Tiiu se levantó sonriente de su elegante “nido” en el piso. “No estuvo mal para nada”. Esto sucede al acompañar a Tiiu en aventuras rigorosas, yo ya tenía problemas tratando de mantener el ritmo.

Al arribar al aeropuerto de Yaoundé en las primeras horas de la mañana del lunes nos recibió el autobús de transferencia al hotel, y salimos hacia el centro de la ciudad capital de Camerún. Nos impactó la tierra roja y densa vegetación tropical, las afueras de la ciudad pronto se convirtieron en una masa de casas de bajo nivel construidas hacinadas y la ocasional fábrica de cervezas ó cemento y sala de muestra de vehículos todo terreno.

Yaounde traffic

Tráfico en Yaoundé y todo se vende en la misma calle.  Fotografía por Tiiu Miller 2011

El tráfico se intensificó y los gritos se oyeron más fuertes y más incesantes. Ninguno de los miles de prolíficos taxis tenía algún panel sin abolladuras. Una luz “roja” de semáforo detenía el tráfico, pero al cambiar a verde era una carrera desenfrenada. Las rutas señaladas en Camerún no “controlan”, simplemente sugieren. El tráfico se mueve como una unidad… una masa de metal torciéndose, cabeceando, gesticulando y gritando. Carritos chocones sin parachoque, un derby de demolición esperando no suceder. 

Y a un lado de esta masa de metal enrollada todo está a la “Venta”. Desde bananos a camas, gafas de sol y limpia parabrisas. Empujados en montajes de madera, balanceados en la cabeza, ordenados en lonas. El color, movimiento y bullicio de la vida en las calles de Camerún es hipnotizante.

Poco después de registrarnos llegó Gaston Bityo sonriendo ampliamente y con un maletín bajo el brazo. Afuera del hotel conocimos a Dennis, un amigo de Gaston y mecánico, también es líder de la iglesia y un excelente conductor. El auto “nuevo” de Gaston, un auto de segunda mano comprado con dinero recaudado por RFS parecía confiable. Era conducido expertamente por Dennis quien nos llevó a través del intenso movimiento de la hora de almuerzo en Yaoundé hacia la casa de Gaston. Aquí conocimos a Melanie, la bella esposa de Gaston y sus seis hijos, Patrick (19), Jacques (17), Ivana (14), Ronald (11), Benjamín (5), y Melanie (2).

Gaston, Melanie

Gaston, Melanie, Harry al fondo, y Benjamin y la pequeña Melanie en la fila delantera.  Fotografía por Tiiu Miller 2011

Como todas las carreteras conducen a Yaoundé, regresamos regularmente a la capital y cada vez comíamos muy bien en casa de Gaston. Delicioso pescado ó pollo y masa de maíz la cual absorbía los jugos. Los niños entraban y salían, viendo fútbol en la televisión, practicando su ingles, ó simplemente observando a este extraño par de visitantes hablar animadamente acerca del Inga.

Inga farmer

Agricultor de Camerún y sus plantas de Inga.  Fotografía por Tiiu Miller 2011.

Durante nuestra estadía de 8 días en Camerún, Tiiu y yo visitamos cinco de los 13 “agricultores Inga”. Las distancias no son muy grandes y las carreteras “metalizadas” son excelentes. Sin embargo el metal cubre solamente las principales arterias que van y vienen de Yaoundé, el puerto y algunas poblaciones estratégicas esparcidas por el país. Una vez se sale del asfalto uno viaja sobre carreteras de tierra ó suelos rojos compactados. Durante la temporada seca son transitables pero no durante la temporada de lluvias.

driving in Cameroon

Una carretera desde Camerún hasta las fincas cuando está seco. Fotografía por Harry Ram 2011.

wet Cameroon road

 Conduciendo en Camerún cuando está mojado.  Fotografía por Gaston Bityo 2011

Sobre estas carreteras regularmente fuimos testigos de escenas deprimentes de viejos camiones transportando 3 y 4 troncos de árboles de madera dura amarrados con cadenas en dirección hacia Port????  Lo único que requieren es un sello de hule de un ministro del gobierno. Nada del dinero de esta madera llega a aquellos de donde se extrajo. Todos con los que conversamos en la aldea se oponen a la extracción de troncos. El bosque es su hogar, fuente de comida, medicina y refugio.

Tiiu y yo conocimos varios agricultores. Todos calzaban botas Wellington y cargaban un machete. Eran hombres físicamente delgados y musculosos y sin embargo sus apretones de mano eran imperceptiblemente suaves y tibios. Gaston servía de traductor de Bulu al Ingles, y sus historias eran virtualmente las mismas. Todos practicaban la agricultura migratoria de talar y quemar, despejando una pequeña área del bosque y cultivando una cosecha. ¿Y al año siguiente? Ya no servía el suelo, hay que moverse y despejar otra parcela “virgen” del bosque. Se puede retornar a parcelas anteriores pero deben pasar de 8 a 10 años… y aún así el rendimiento es pobre,  

No reciben asesoría ni consejos del gobierno. Poco a poco deben moverse más y más adentro del bosque ya que la tierra cercana ya ha sido “cultivada”. Esto incrementa el riesgo de robo de cosechas cuando maduran y la destrucción de cultivos por animales salvajes, particularmente elefantes, los cuales están protegidos.

Cada uno de ellos enfatizaba la necesidad de mantener el bosque, el cual es una fuente de animales de caza, alimentos silvestres y plantas medicinales. Al llegar la temporada seca es el bosque silvestre que los sostiene. Sin grandes áreas de bosque silvestre intactos no podrán sostenerse.

 logs in Cameroon

La destrucción de bosques de Camerún Fotografía por Harry Ram 2011

Al escuchar acerca de la conexión de los agricultores con el bosque, tiene sentido cómo Gaston, en tan poco tiempo, ha logrado encontrar tantos agricultores dispuestos y ansiosos de iniciar parcelas Inga. La posibilidad de cultivar la misma parcela de tierra cerca de casa año tras año, sin necesidad de costosos químicos adicionales ó fertilizantes, era suficiente atractivo para intentar implementarlo.

Al escuchar a Gaston y a Tiiu “traducida”, la única parte que no estaba clara para los agricultores era la noción de sembrar algo que no se va a comer. Pero una vez se explicó la función de la planta Inga en el proceso “completo”, estaban felices y ansiosos de iniciar.

Ahora me puedo perder en los detalles que siguen, pero creo que esto será clarificado en otro boletín de noticias. Fui con Tiiu a conocer a Gaston y ver lo que ha logrado. Todo excedió mis expectativas. Gaston es un hombre extraordinario. Generoso, suave, honesto, inteligente y con la voluntad firme de diseminar el cultivar en callejones Inga por toda el área de bosque tropical de Camerún. El vive en Yaoundé, pero su corazón está en su aldea natal de Bizang. El es un agricultor de una familia de agricultores. El hombre perfecto para ser la vanguardia de la Evolución Inga en Camerún.

Gaston Bityo Delor

Gaston Bityo Delor en su propia plantación Inga.  Fotografía por Tiiu Miller 2011.